martes, 8 de diciembre de 2009

EN EL TEJADO

Las palabras no caben,
te detienes y descubres
lo que nadie atiende.

Raíces del apego y del olvido
dicciones de señales,
fetiche de lagos quietos
pendido extremo, cometa ido.

Volando en obviedades,
embelesando al aire
sin oficio de ti, ni de mi.

Puedo inventarte una casita
si apareces entre las cimbras
que transpiran tiempo libre
y amenazan con ser aire.

3 comentarios:

  1. Y qué bien suena esto, después de los anteriores caminos caminados, me gusta...

    ResponderEliminar
  2. Otra perspectiva, pero siempre con algún punto de apoyo

    ResponderEliminar

Otras miradas